Martes, 06 de noviembre de 2007
Naci? en Casares (M?laga) un 5 de Julio de 1885 y mor?a fusilado, sin juicio ni sentencia un 11 de Agosto del aciago a?o de 1.936 en el kil?metro 4 de la carretera de Sevilla a Carmona, andaluz de pro y uno de los m?ximos forjadores del idearium y de la lucha andalus?.

Aparte de este apunte bibliogr?fico, poco m?s sabemos de la vida de Blas Infante P?rez, glorificado una y mil veces por los actuales pol?ticos como Padre de la Patria Andaluza.

Desde los poderes, pol?tico y culturales, actuales se intenta tergiversar, aveces de forma intencionada, el pensamiento infantiano. Han convertido su obra en una especie de ?caj?n de sastre?, al que muchas personas, instituciones y organizaciones acuden para justificar pretendidos ?andalucismos?. Es cierto que urge una ordenaci?n de su obra, una relaci?n detallada y cronol?gica de su trayectoria ideol?gica, siempre desde la perspectiva objetiva. Blas Infante fundamentaba la identidad nacional de Andaluc?a en aquella formaci?n social aut?ctona que fue Al-Andalus. Para Blas Infante, ?Andaluc?a es una nacionalidad porque una com?n necesidad invita a todos sus hijos a luchar juntos por su redenci?n. Los es tambi?n porque la naturaleza y la historia hicieron de ella una distinci?n en el territorio Ib?rico. Lo es tambi?n porque, lo mismo en Espa?a como en el resto del extranjero, se nos se?ala como un territorio y un pueblo diferente?.

Es hora ya de descorrer velos y dar a conocer aunque modestamente, la semblanza de un hombre sabio, un esp?ritu universal, musulm?n y andaluz; y nadie mejor que el propio Blas Infante a trav?s de sus palabras: "Yo, criado entre jornaleros e hijo de un pueblo jornalero por excelencia morisco o andaluz, hab?a vivido la tragedia de la Andaluc?a secularmente martirizada, de un pueblo que soportaba con musulmana resignaci?n y arist?crata mansedumbre".

? A que tragedia se refer?a ? No era otra que la del hambre jornalera la del campesino sin tierra la del pueblo andaluz pueblo conquistado el "Felah-Mengu, Flamenco"; y por todo ello declaraba: "Todo latifundio andaluz es ilegal en su origen hay que devolver al campesino andaluz la tierra que le fue arrebatada por derecho de conquista." La aversi?n de Blas Infante a la conquista que no reconquista castellana nace de tres hallazgos principales:

1?- "Los andaluces hispano romanos llamaron a sus vecinos ber?beres". 2?- "La etapa de Al-Andalus fue de libertad y brillo cultural?. 3?- "La conquista cristiana fue intolerable y uno de los or?genes del latifundio." "Las cruzadas el robo y el asesinato presididos por la cruz" .

"Los moros andaluces viven en el destierro desde hace cuatro siglos". "M?s de un mill?n de hermanos nuestros de andaluces inicuamente expulsados de su solar --las causas de los pueblos jam?s prescriben-- hay esparcidos desde T?nger hasta Damasco". "Yo he convivido con ellos, he sufrido con ellos, he aspirado con ellos la esperanza de nuestra com?n redenci?n, porque esta redenci?n ser? com?n o no ser? nunca". "Tan enterrada qued? esta cultura, tanto odio y tanto desprecio impotente se lleg? a arrojar sobre su memoria que ?cuanto trabajo nos ha costado a los investigadores empezar a imponer a los cient?ficos de Europa, verdades que con el instrumento del ?rabe se encuentran a flor de tierra!". Sus intereses de escritor y estudioso de los temas de Al-Andalus le movilizaron hacia los dos ?nicos viajes al extranjero de su vida. El primero a Agmat (Marruecos) para visitar y honrar la tumba (como era costumbre) del Rey-Poeta de Sevilla Al-Motamid, en plena guerra contra Abd Al-Krim, y donde recordar?a: "Yo no soy forastero en Marrakesch. Los moros andaluces predominan en la constituci?n ?tnica de la medina musulmana". Y el segundo de sus viajes a Silves, en el Algarbe, para participar en un homenaje al mismo Rey-Poeta.

La labor de Blas Infante fue tit?nica. Tuvo que realizar, pr?cticamente s?lo, lo que en otros pa?ses, un conjunto de personas con conciencia nacional dejaron en herencia a las generaciones venideras. Trabaj? sobre ling??stica, m?sica, historia, econom?a, sociolog?a, etc. Era ingente la tarea que se propuso y no se lo permitieron, como nunca lo han permitido en este largo, casi interminable, par?ntesis de 1.492-2002. El llamaba a esta etapa robada de nuestra historia ?era flamenca? de (felah-mengu: campesino expulsado de su tierra). Frente a Europa y contra el actual auge europe?sta declarar?a:

"Nosotros no podemos no queremos) no llegaremos a ser jam?s europeos. Externamente en el vestido o en ciertas costumbres ecum?nicamente impuestas con inexorable rigor hemos venido pareciendo aquello que nuestros dominadores exigieron de nosotros. Pero jam?s hemos dejado de ser lo que somos de verdad: esto es andaluces, euro-africanos, euro-orientales, hombres universalistas, s?ntesis arm?nicas de hombres".

Y como s?ntesis ?ltima de todo aquello por lo que so?? y luch? Blas Infante por y para Andaluc?a, nos ha legado la letra de algo tan esencial para el sentir andaluz como es su Himno Nacional y, que a partir de estas notas nos es m?s claro y cercano.

Sirvan, por lo dem?s, estas palabras para crear conciencia y rescatar del olvido de nuestra memoria de andaluces, el esperanzador proyecto al que entreg? su vida un genio andaluz, un "hombre de luz que a los hombres alma de hombre nos dio". Se puede matar a un hombre, pero jam?s se podr? matar una idea.

Sus ?ltimas palabras antes de morir fueron: VIVA ANDALUC?A LIBRE.

Andaluc?a, agosto del 2002
Fdo.: ANTONIO LUIS CALDERON DIAZ
Publicado por NASOINAN @ 20:54  | Blas Infante
 | Enviar