Mi?rcoles, 14 de noviembre de 2007
Alonso Cano naci? en Granada un diecinueve de marzo de 1601, siendo bautizado en la iglesia de San Ildefonso. Hijo del artesano manchego Miguel Cano, compon?an su familia dos hijas y cuatro hijos.

En 1615 la familia se traslada a Sevilla, por haber recibido su padre un importante encargo. Esto fue de vital importancia para su carrera, ya que Sevilla era el centro art?stico m?s importante de la ?poca.

Aunque al principio trabaj? en el taller de su padre, pronto se traslad? al de Francisco Pacheco, donde aprende pintura con Vel?zquez, ambos vivieron y trabajaron juntos en la misma casa durante cuatro meses. De su padre aprendi? la profesi?n de arquitecto y retablero, y al parecer de Martinez Monta??s la de escultor. Obtuvo la licencia del gremio de pintores en 1626.

Se cas? dos veces. La primera en 1625 con una viuda de aproximadamente su misma edad llamada Mar?a de Figueroa, posiblemente hija del arquitecto y escultor Luis de Figueroa. El matrimonio solo dur? dos a?os, pues su mujer muere, al parecer en un parto. En 1631 contrae nuevas nupcias, esta vez con una joven de doce a?os, Mar?a Magdalena de Uceda, sobrina del pintor Juan de Uceda, que ten?a a Alonso Cano en buena estima, como se deduce por los encargos que le hizo. Fueron estos a?os, hasta su marcha a Madrid, en 1638, los m?s pr?speros y felices en su vida.

El motivo de su marcha a Madrid no esta muy claro, Harol E. Wethey niega que la causa fuera un duelo, pensando que se debi? su marcha al hecho de que fuera llamado por el valido de Felipe IV, el Conde Duque de Olivares. Permanece en la corte, como pintor y ayudante de c?ma?ra de Olivares, hasta 1652, lo que indica su posici?n de favor en la Corte. aqu? continu? su buena relaci?n personal y laboral con Vel?zquez.

Un tr?gico suceso trunc? la felicidad de Cano, en 1644, su joven esposa muere asesinada, hecho que le fue imputado al artista. Aunque sometido a tortura, fue encontrado inocente. Huy? a Valencia, buscando refugio en un monasterio cartujo decidido a hacerse monje.

En 1652, en la cumbre de su ?xito, decidi? retirarse a Granada para recibir las ?rdenes reli?giosas, obteniendo el cargo de racionero de la Catedral, gracias a la intervenci?n de Felipe IV. Los can?nigos le asignaron un estudio en el primer piso de la Torre de la Catedral. All? dedic? su tiem?po como prebendado para completar la decoraci?n de la Capilla Mayor. Sus constantes enfrenta?mientos con los can?nigos retrasaron su ordenamiento, llegando incluso a cuestionar su capacidad como pintor. Este deseo de recibir las ?rdenes religiosas lo consigue en 1657 en Salamanca.

A1 final de su vida logra ser nombrado maestro mayor de la Catedral, aunque goz? poco de ese honor pues muri? al poco tiempo.

No fue un hombre muy astuto en cuestiones econ?micas, pues a pesar de sus muchos tra?bajos endeud?, llegando a ser encarcelado. Su amigo y colaborador Juan del Castillo pag? la fian?za para su liberaci?n.

Lo mismo que Rembrandt, su vida toc? al final con poca gloria. Muere el 3 de septiembre de 1667 en Granada, siendo enterrado, seg?n un deseo, en la cripta de la catedral.


EVOLUCI?N DE SU ESTILO
Si en Italia, en los ss. XVI y XVII aparecieron hombres como Miguel ?ngel, Leonardo o Bernini que se aproximaron al ideal de genio universal, pues fueron escultores, pintores y arquitectos, en Granada sobresale la figura de Alonso Cano, considerado tambi?n como un genio renacentista, trabajando en las artes mayores y menores.

Dentro de su actividad art?stica destaca su labor como pintor y escultor, quedando en ?ltimo t?rmino su trabajo arquitect?nico.

Seg?n D. Emilio Orozco D?az, ?Cano es un temperamento barroco, cuya mentalidad se ha formado en un ambiente intelectual manierista que le ha reforzado su admiraci?n por los grandes maestros italianos y que le ha inculcado una idea espiritualista del arte que queda en ?l como una verdad de fe de su credo art?stico??.

En su obra se conjugan manierismo y barroquismo. Su manierismo no debe confundirse con sus amaneramientos, aunque ?stos se produzcan a veces como consecuencia de aquel, lo cual es inevitable en quienes, consagrados a la pintura religiosa, repitan a menudo el mismo asunto.

Con su obra supo unificar y dar vida independiente a la escuela granadina. Logr? fundir e incorporar a su arte todo lo que contempl?, eliminando lo realista y vulgar.


Tres etapas o ?pocas marcan la vida y obra de Alonso Cano:


De su primer per?odo, etapa sevillana (1615?1638) destaca su seguridad de t?cnica y dibujo y un vigoroso plasticismo.

El lienzo de San Francisco de Borja, su primera obra fechada (1624), nos muestra ya las cualidades y flaquezas que caracterizaran en adelante su arte: dignidad del tipo, minuciosidad y delineaci?n artesana, amplia y valiente factura de la mancha a lo velazque?o.

En su segunda ?poca o periodo madrile?o (1638-1652) vemos el momento culminante de esa inquietud y labor de asimilaci?n. Ahora triunfa el color y la t?cnica sobre el dibujo.

Es en su etapa granadina (1652-1667) donde el arte de Cano encuentra su apogeo. Realiza con los siete lienzos sobre la vida de la Virgen, en la Capilla Mayor de la Catedral de Granada, la m?s grande empresa que llev? a cabo la pintura granadina, siendo la fuente de inspiraci?n de todo el arte grana?dino posterior. Se acent?a su inter?s por la figura humana. Cada lienzo ofrece un aspecto destacado de su estilo.

LA FORMA, DIBUJO, COMPOSICI?N, COLOR

Es el dibujo la nota m?s firme de su obra, las formas se afianzan con gran correcci?n. Su trazo es siempre f?cil. El que el dibujo sea una cualidad dominante lo acusa su actividad escult?rica y la gran cantidad de dibujos que se le han atribuido. Esta actividad de dibujante es dif?cilmente igualada.

En cuanto a la composici?n, es en Cano una nota variable. Los elementos con que rellena su obra, como el fondo arquitect?nico y el cortinaje son muy peculiares. Alterna la verticalidad, como en sus Inmaculadas, con la disposici?n y la composici?n en ?ngulo.

En el color, aunque es norma general que todo escultor diestro en el concepto de la forma, lo descuide, Cano necesitaba manejarlo. En el ambiente de una ?poca en que dominaba el tenebrismo, sinti? la influencia de grandes coloristas como Zurbar?n, S?nchez Cot?n y Juan Bautista Mayno.

En su ?ltima ?poca es un colorista esc?ptico, pero en todos sus trabajos hay una nota crepuscular o un rompimiento, donde se explaya con la gama caliente de sus tonos brillantes.

Como en la pintura de la ?poca, el tema que predomin? en sus obras fue el religioso, tanto en pintura como en escultura, como consecuencia de la Reforma Cat?lica, repitiendo muchas veces el mismo: Inmaculada, Virgen con el Ni?o, momentos de la vida de la Virgen o de Santos, Crucificados...

OBRAS M?S SOBRESALIENTES

Aunque en la producci?n de Cano no hay un predominio de obras maestras, s? hay las suficientes para considerarlo como un artista de gran talla. Ello quiz? fue debido a que no tuvo la oportunidad que si tuvieron otros artistas, lo cierto es que cuando se le present? demostr? su gran val?a.

De 1629 data su primera obra aut?nticamente grandiosa: el ?Retablo del Altar Mayor de la Iglesia de Santa Mar?a de Lebrija?? (Sevilla), que representa una revoluci?n barroca en el dise?o arquitect?nico, siendo su rasgo principal el orden colosal a gran escala. Cano se hizo cargo de la parte arquitect?nica y escult?rica, mientras que Pablo Legote se encarg? de las pinturas y el dorado. Se estructura el retablo en un solo cuerpo, tres calles y ?tico. La gran estatua de la ?
El lienzo de ?San Francisco de Borja??, de estilo tenebrista, realizado en 1624, est? tratado como un retrato. Fue atribuido durante un tiempo a Zurbar?n. En esta obra observamos dos rasgos que persistir?n en todas sus obras: la mirada baja y la expresi?n pensativa. Esta obra se expone actualmente en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

En la ?Virgen de Bel?n,, de la Catedral de Sevilla, aparecen las carnaciones rosadas que ser?an m?s tarde representativas del arte de Cano. En esta obra establec?a el tipo de Virgen que a?os m?s tarde adoptar?a y popularizar?a Murillo. Imagen de media figura, debi? ser pintado durante los ?ltimos a?os de Alonso Cano en Sevilla. De este tema iconogr?fico hizo muchas r?plicas.

En 1645 hizo el ?Retablo del Ni?o Jes?s de Getafe??. Seg?n el contrato, Cano hacia La Circuncisi?n, Santa Anta con la Virgen Ni?a, Santa Isabel con San Juanito, Santo Tom?s de Aquino y San Gonzalo de Amarante. en ellos introdujo por primera vez los pa?os amplios sobre la cadera que van disminuyendo hacia los pies, como lo veremos diez a?os despu?s, en Granada en sus interpretaciones, tanto pict?ricas como escult?ricas, de la Inmaculada Concepci?n. En la ??Circuncisi?n?? y ?Santa Ana con la Virgen Ni?a??, presenta los tipos f?sicos que seguir? durante casi veinte a?os, dej?ndose entrever los grandes lienzos que pintar?a m?s tarde en la Capilla Mayor de la Catedral de Granada.

El ??Milagro del Pozo?? es el lienzo m?s elaborado, y considerado en Madrid, para sus contempor?neos, como la obra maestra de Cano. As? Fray Juan Bautista Maino le llam? el cuadro m?s hermoso que jam?s hab?a visto. En estado muy lamentable, el lienzo fue adquirido en 1941 por el Museo del Prado. Lo m?s sobresaliente es el grupo de las tres damas, tan atractivas por la variedad de tipos y actitudes, y los escorzos tan caracter?sticos de Cano. Se observa la influencia de Vel?zquez en la t?cnica pict?rica y en el tipo femenino de mujer, que tambi?n utilizar? en otras obras de la misma ?poca como la ?Virgen con el Ni?o en un paisaje?, del Museo del Prado del que hizo muchas r?plicas.

El ?Cristo sostenido por un ?ngel, del Museo del Prado y el ??Noli me tangere?, de Budapest, pertenecen a la ?ltima fase de la estancia de Cano en Madrid y reflejan su eclecticismo. Tambi?n de esta ?poca es el ?Descenso al limbo??, ?nica obra, aparte de las Crucificados, en la que Alonso Cano pint? la figura desnuda de un adulto.

De los ?
En su periodo granadino pinta ??Virgen con Ni?o dormido?. Sit?a la escena en un interior, contrastando con la Virgen con Ni?o en un paisaje que realiz? a?os antes en Madrid. Este tema recuerda al realizado por Fray Juan S?nchez Cot?n, tambi?n en el Museo de Bellas Artes de Gra?nada, y conecta con la actitud filos?fica de los jesuitas, que ense?an a sus seguidores a asociar los actos de su vida con hechos de la Historia Sagrada.

Culmin? su estilo en los siete lienzos sobre la Vida de la Virgen: ?La Inmaculada Concepci?n??, ?el Nacimiento de la Virgen?, <
Uno de los mejores de la serie es la Visitaci?n, en la que la amplitud de dise?o de las figuras, con colores relativamente brillante, esta bien calculado para ser visto a una gran distancia.

Otra de sus obras maestras es ?San Bernardino y San Juan de Capistrano??, donde logra una gran profundidad emocional no frecuente en la escuela espa?ola. Lo representa en actitud de caminar absorto en la contemplaci?n art?stica. La escultura de ?San Diego de Alcalỻ es una r?plica de este lienzo. Proced?a del Convento de San Antonio de Padua y San Diego que estaba situado en el Camino de San Antonio y fue destruido con la Desamortizaci?n del s. XIX.

De gran inter?s es ?La Sagrada Familia? que Cano pint? para el hoy derruido Convento de la Calle San Ant?n. A decir de H. Wethey en ninguna otra ocasi?n dibuj? Cano con mayor seguridad y br?o, ni tampoco modelo as?, y su color es de gran fuerza y riqueza.

La peque?a escultura de , que realiz? para la Catedral de Granada, es su obra m?s reproducida. Hecha en madera de cedro y policromada, de 0'55 m, incluidas nubes y querubines. En ella el artista tipific?, de manera definitiva, el tema iconogr?fico. Actitud solemne y pensativa, cuerpo estilizado que contrasta con la digna y majestuosa Virgen de Lebrija, tallada veinticinco a?os antes. En la silueta en disminuci?n plasm? la idea que llevaba muchos a?os experimentando en sus lienzos. Marc? la norma para la escuela granadina durante medio siglo.

Tambi?n para la Catedral realiz? la escultura de ?La Virgen de Bel?n?, de 0'45 m.

Junto a estas y otras esculturas de peque?o formato, Cano realiz? otras m?s monumentales, como los bustos de ?Ad?n?? y <,Eva?, de tama?o mayor que el natural (0'64 m), para la Capilla Mayor de la Cate?dral y la ??Cabeza de San Pablo??, donde, como dice D. S?nchez Mesa se observa un eco de miguelangelismo opuesto a la serie anterior. Frente a esa interpretaci?n Cano ofrece la expresi?n serena y so?adora de la ?Cabeza de San Juan de Dios? -hoy en el Museo de Bellas Artes de Granada-, donde se vislumbra toda la dignidad y contenido de un retrato romano con trasfondo de espiritualidad.

En los ?ltimos a?os de su vida realiz? sus esculturas m?s impresionantes, hoy en el Museo c?e Bellas Artes de Granada: ?San Jos? con el Ni?o??, <
A su ?ltima estancia en Madrid pertenece otra de sus mejores obras, ?La visi?n de San Benito?, (hoy en el Museo del Prado), que por su sentimiento y brillante t?cnica se aproxima a San Bernardino y San Juan de Capistrano.

En M?laga trabajo tambi?n para la Catedral, donde nos deja La Virgen del Rosario??, obra realizada aproximadamente un a?o antes de su muerte, donde demuestra que su carrera estaba en su punto ?lgido.


De sus pocos retratos destaca m?s por su forma que por su calidad el ?Fraile dominico? del museo de Kassel.

Entre sus principales obras arquitect?nicas destacan la desaparecida ~,iglesia del Convento del ?ngel,, y la ??fachada principal de la Catedral de Granada?, obra esta ?ltima que no vio terminar como dice Rosenthal. Aunque Alonso Cano no conserv? nada de la proporciones, elementos arquitect?nicos y motivos decorativos renacentistas, tuvo que aceptar los tres profundos huecos separados por enormes pedestales que hab?an sido construidos por Silo?. De ah? que la disposici?n en arco triunfal del proyecto renacentista se conserve en la fachada actual.

La obra de Alonso Cano podemos verla tanto en Espa?a, en varias ciudades, como en el extranjero.

Granada, Madrid, Sevilla, Malaga, Valencia...


Estados Unidos, Hungr?a, Mosc?, Alemania, M?xico, Francia, Italia...


ALONSO CANO

Datos hist?ricos

A pesar de las derrotas sufridas por Felipe II, Espa?a era la primera potencia europea.

En 1621 sube al trono Felipe IV. El verdadero due?o del pa?s era el conde-duque de Olivares que se mostr? partidario de una pol?tica militarista y agresiva.

En el aspecto econ?mico Espa?a, fracasada la pol?tica de Olivares y perdidas pr?cticamente sus guerras de religi?n, entr? en una crisis que afectar?a a todos los sectores y clases sociales.

A la derrota de Rocroi sufrida por Espa?a sucedi? la ca?da de Olivares que fue derribado en enero de 1643 por una conjura de palacio. Felipe IV result? ser incapaz de resolver los graves problemas que acosaban a Espa?a.

La paz de Westfalia, en la que Espa?a no particip?, signific? el definitivo ocaso de la supremac?a espa?ola en Europa.

Espa?a que hab?a sobrevivido durante los a?os que dur? la crisis francesa fue derrotada definitivamente en Dunkerque en 1658 por el ejercito de Turenne.

Espa?a se ve obligada a firmar la paz reconociendo el fin de sus ambiciones.

Con el tratado de los Pirineos, fechado en 1659 Espa?a tuvo que ceder a Francia el Rosell?n, Artois y una serie de plazas fuertes en Flandes y Luxemburgo.

En 1660 se present? la obra -Celos a?n del aire matan-con m?sica de Juan Hidalgo y texto de Calder?n de la Barca.

La cultura de la ?poca

- Andaluc?a dio al mundo de la cultura obras y autores de gran valor. Las manifestaciones culturales del que ser?a llamado Siglo de Oro espa?ol llevaban incorporadas tambi?n las contradicciones que caracterizaron el lento descenso del poder?o nacional.

- Miguel de Cervantes fue un escritor implicado en esta crisis. Su obra El Quijote es considerada como la primera novela moderna de las letras. Refleja la lucha entre la realidad y el ideal.

- El rey de las letras en castellano era Luis de G?ngora (su obra m?s famosa fue El Polifemo?? fundador de la escuela culterana o porporista.

? Otra corriente literaria -El Conceptismo- estuvo representada por D. Francisco de Quevedo. Fue un gran representante del mejor estilo sat?rico espa?ol. En 1648 se public? el primer volumen de sus poes?as ?El Parnaso Espa?ol>>

? El escritor Baltasar Graci?n miembro de la compa??a de jes?s toca los problemas de inter?s para el filosofo moral y el hombre de estado. Bajo la acusaci?n de ser un escritor mundano fue castigado con graves sanciones y exiliado a Tarragona. Sus principales obras ?Agudeza y el arte del ingenio??, ?el Critic?n>>.

- El car?cter eminentemente art?stico y literario del siglo de oro vino a poner de manifiesto el abismo que se iba abriendo entre Espa?a y las m?s modernas corrientes de la b?squeda cient?fica y del pensamiento pol?tico europeo.

- El teatro de corte patrocinado por Felipe IV adquiere en esta ?poca gran importancia. Tambi?n el teatro de corralas logr? un considerable ?xito.

- Con Lope de Vega gran innovador desde el punto de vista esc?nico, el teatro espa?ol pone de manifiesto las ideas al uso del glorioso pasado de Espa?a.

- Otros dramaturgos espa?oles: Francisco de Rojas, Calder?n de la Barca, Gabriel T?llez conocido por Tirso de Molina.

- El Teatro de Calder?n fue la m?xima expresi?n dram?tica del barroco espa?ol. El fondo ideol?gico de sus obras es el respeto y amor incondicional al soberano y la defensa a ultranza de los dogmas de religi?n cat?lica en sus famosos -autos-.


Hechos art?sticos de la ?poca

- La pintura espa?ola a comienzos del s.XVII est? influida por el naturalismo y luminosidad de Caravaggio.

- Entre los continuadores de las antiguas f?rmulas idealistas estuvo el pintor Francisco Pacheco, suegro de Vel?zquez, que tambi?n trabajo como censor, al servicio de la inquisici?n representando a los pintores.

- La obra de Dom?nico Theotocopulos -El Greco- con su sentido del color y su particular estilo result? un fen?meno aislado al margen de cualquier concepci?n tradicional de la pintura. - El t?rmino -tenebrismo- sirvi? en Espa?a para definir la corriente pict?rica nacida de la convergencia del realismo y del barroco as? como el uso de los tonos m?s oscuros de la paleta con intenciones dram?ticas.

- El pintor Francisco Ribalta es considerado como el primer tenebrista espa?ol.

- Juan de Roelas en Sevilla recog?a la herencia del cromatismo veneciano, fundiendo el misticismo y naturalismo.

- Tambi?n en Sevilla trabaja Francisco Herrera - el Viejo- naturalista puro con obras de fuertes claro-oscuros ?speramente realistas.

- Nace en Sevilla Diego Rodr?guez de Silva y Vel?zquez el 1 de junio de 1599. Su pintura se caracteriz? por un fuerte sentido de la realidad y por la b?squeda de los contrastes dram?ticos. Algunas de sus obras: ?La adoraci?n de los Magos??, >, ?,
- La pintura espa?ola conoce un gran momento en el s. XVII. Pintores levantinos como Ribalta y Ribera. Andaluces como Zurbar?n, Vald?s Leal y Murillo.

- Tuvo tambi?n gran prestigio en la corte el dominico Maino al introducir elementos caravaggisticos en el estilo manierista de la escuela de Madrid.

- Trabajaron en la Corte con encargo de pintores de C?mara: ?ngel Nardi, Vicente Carducho, Eugenio Caxes todos de origen toscano pero integrados totalmente en el gusto y la cultura espa?ola.

- En estos a?os trabaja en N?poles Jos? de Ribera -El Espa?oleto- que lleg? a Italia hacia 1610.

- Mientras la arquitectura espa?ola se preparaba para el barroco, en escultura triunfaban los imagineros que trabajaban en la madera temas religiosos: Gregorio Fern?ndez, Alonso Cano, Mart?nez Monta??s y Pedro de Mena.

- Pedro Pablo Rubens domin? en la pintura flamenca. Su disc?pulo Van Dyck lleg? a ser pintor de la Corte de Inglaterra.

- Holanda conoce un fecundo florecimiento del arte que culmin? con la obra de Rem?brandt.

- Francisco Zurbar?n, amigo de Vel?zquez, es el pintor que mejor representa dentro del ?mbito de la Escuela Sevillana al naturalismo tenebrista.

- Alonso Cano completa su formaci?n art?stica en Sevilla.

- Entre los pintores de la Escuela de Madrid sobresalen las figuras de Juan Rizzi y Antonio de Pereda.

- Bartolom? Esteban Murillo, pintor ligado al ambiente de Sevilla adquiere una enorme fama siendo uno de los pintores espa?oles m?s conocido en Europa. Sus obras representan histo?rias b?blicas y escenas de la vida de los santos. En su primera ?poca encarna el esp?ritu de la Escue?la Sevillana. Su tema principal fue la Inmaculada.

- Vel?zquez ejerci? una gran influencia en la escuela pict?rica madrile?a especialmente en el retrato. El disc?pulo m?s importante de Vel?zquez result? ser su yerno Juan Bautista del Mazo. Tambi?n se puede recordar a Juan de Pareja, mulato sevillano que durante toda su vida fue cria?do y ayudante del maestro.

- Uno de los introducctores del gusto barroco en la pintura espa?ola fue Herrera el joven. - Claudio Coello comienza su carrera art?stica caracterizada por su influencia flamenca y la herencia de Vel?zquez.

EL BARROCO DE ALONSO CANO

En este per?odo del Barroco (s. XVII) se producen unos cambios fundamentales y en toda Europa se desarrolla un -siglo de oro- que abarca lo literario, filos?fico, cient?fico y art?stico. Espa?a ya en la segunda mitad del XVI es cuna de poetas, escritores y artistas que se acentuar?n en el siglo XVII

Despu?s de Trento la reforma protestante es frenada y en los pa?ses Cat?licos triunfa un arte nuevo: El Barroco.

El Barroco, al igual que el Renacimiento, surge en Italia, destacando en arquitectura Bernini y en pintura Caravaggio el maestro del claroscuro.

Aparecen en esta ?poca escritores como Shakespeare, Moli?re, Lope de Vega, Calder?n, Tirso, Quevedo y Cervantes; y artistas como Bernini, Rubens, Rembrandt, Churriguera, Zurbar?n, Gregorio Fern?ndez, Murillo, Vel?zquez y Alonso Cano.

Importantes cient?ficos como Galileo o Newton y pensadores como Pascal y Descartes. El Quijote (Miguel de Cervantes) es un testimonio sobre los problemas de la Espa?a del siglo XVII.

A Alonso Cano le toc? vivir en una centuria, el s. XVII, sombr?a, desde el punto de vista socioecon?mico. Esta depresi?n del s. XVII tuvo diversas modalidades, siendo sus causas m?ltiples y diferentes seg?n los pa?ses, alcanzando su mayor intensidad en Alemania, devastada y arruinada con la Guerra de los Treinta A?os.

?poca de acusados contrastes en Espa?a; desde unos comienzos brillantes llega a un final sombr?o. No obstante se vislumbra a finales del siglo un resurgir de la econom?a e incluso del pensamiento. Se produjeron una serie de epidemias de peste, como la atl?ntica, que afect? a los pa?ses del occidente europeo. La m?s terrible de ellas tuvo lugar entre 1647 y 1654, especialmente para Espa?a e Italia. Esta peste bub?nica, originaria de Oriente, caus? grandes estragos, especialmente en las ciudades m?s pobladas y faltas de higiene, como Sevilla, Murcia, N?poles, etc. Este fen?meno trajo consigo un descenso demogr?fico muy considerable para Espa?a, acentuado por otras causas como las guerras, emigraci?n a Indias y expulsi?n de los moriscos. Parece ser que en la primera mitad del s. xvii la poblaci?n espa?ola descendi? de ocho a siete millones de habitantes, dej?ndose sentir no solo en las ciudades, sino tambi?n en el campo.

Es una ?poca en la que proliferan los picaros y mendigos que sirvieron c?e fuente de inspiraci?n para los artistas.

Si en las regiones perif?ricas la situaci?n fue menos dram?tica, no pas? lo mismo con las interiores salv?ndose ?nicamente Madrid de esa general decadencia.

Se produjeron continuos trasvases de la poblaci?n, gentes del Norte hacia la Corte o Andaluc?a. La estructura social, heredada de la Edad Media, no experiment? grandes cambios. La burgues?a iba creciendo y el estado se debilitaba con la continua venta de cargos p?blicos y t?tulos de nobleza.

Hubo tres largos reinados, Felipe I1I (1598-1691), Felipe IV (1621-1665) y Carlos II (1665?1700). Cada cambio de rey supon?a un cambio en el equipo gubernamental y en el programa, sien?do especialmente bruscos con Felipe IV y su favorito el Conde Duque de Olivares, reinado pr?digo en revueltas. Aunque Felipe IV simboliza la decadencia pol?tica de Espa?a, fue mecenas de artistas y literatos, hombre de gran cultura y experto cr?tico de arte.

BREVES APUNTES SOBRE EL ARTE EN EL BARROCO

Este estilo no tiene claro ni sus l?mites cronol?gicos ni su t?rmino. Aproximadamente, y depende de los pa?ses, comprende el s. XVII y parte del s.XVIII. El t?rmino tiene un significado con?fuso, no estando claro si deriva de ?barocas??, nombre que recib?an en las colonias las perlas defectuosas, o de un tipo de silogismo ?baroco??.

Si en un principio el t?rmino se emple? con car?cter peyorativo, con el tiempo ha perdido las connotaciones negativas, definiendo con ?l a una ?poca rica en acontecimientos decisivos en distintos campos.

En Espa?a el arte barroco se nos muestra deslumbrando a la gente con obras ostentosas, Weisbach lo define como ?Arte de la Contrarreforma?.

Los focos art?sticos m?s importantes se ubican en Valladolid, Sevilla, Granada y Murcia, mos?trando cada uno de ellos unas caracter?sticas espec?ficas.

En la Pintura surge una pluralidad de facetas propias de la ?poca barroca. Exceptuando a Vel?zquez predomina el tema religioso, abundando tambi?n el retrato y los bodegones, escasos paisajes, escenas de genero e historia, siendo escasos los temas mitol?gicos y los desnudos. Los temas profanos sal?an, la mayor?a, de los pintores extranjeros.

El arte se enfrenta con la realidad, abandonando el culto al clasicismo. Hay ambientes en que la luz es la protagonista, desarroll?ndose el Tenebrismo siendo constante el inter?s por ello a lo largo de todo el s. XVII.

En el campo de la Arquitectura se produce una evoluci?n de formas renacentistas influyendo, adem?s, el movimiento religioso, la Reforma Cat?lica o Contrarreforma, que para atraerse a los fieles crea conjuntos efectistas y de gran lujo; tambi?n repercute el desarrollo del boato de la Monarqu?a Absoluta que quiere demostrar su poder construy?ndose palacios de grandes proporciones y gran lujo.

Este nuevo estilo se manifiesta en los elementos arquitect?nicos y decorativos: entablamentos curvos, frontones partidos, curvas, contracurvas, espirales, columnas salom?nicas, est?pites... La Escultura barroca es eminentemente religiosa, predominando las obras realizadas en madera policromada, salvo las que se ejecutan para hornacinas de algunas fachadas que son de piedra o m?rmol. Sus caracter?sticas son:

- Figuras realistas tanto en las formas como en la expresi?n. - Expresiones serenas y contenidas.

- Las obras m?s frecuentes son: ? retablos y siller?a.

? escultura exenta, aislada del retablo. ? escultura para pasos de procesiones. - Los temas m?s representados:

? La Pasi?n.

? Vida de la Virgen e Inmaculada. ? Santos, penitentes, m?rtires... - Clientes:

? ?rdenes religiosas. ? - cofrad?as.

? fieles devotos.

Las dos grandes Escuelas del Barroco en Andaluc?a: Granada y Sevilla

Uno de los momentos m?s importantes a lo largo del siglo XVII coincide con el barroco andaluz donde una gran cantidad de artistas dejan la huella de su excelente obra. Por muchos historiadores se ha considerado que -lo barroco-- es una constante permanente en << lo andaluz??.

La capacidad creadora andaluza ha dejado obras de extraordinaria belleza, tanto en arqui?tectura como en pintura y escultura.

En la arquitectura destaca la gran figura del granadino Alonso Cano (fachada de la Catedral de Granada). En Ja?n destaca L?pez de Rojas (fachada de la Catedral) y en Sevilla, Leonardo de Figueroa (Palacio de San Telmo, transici?n al siglo XVIII).

En la imaginer?a andaluza dos grandes focos como Sevilla y Granada. En Granada desde Pablo de Rojas, maestro de ambos, hasta Alonso Cano (Inmaculada de la Catedral, Ad?n y Eva), con las grandes familias, los Mena y los Mora. En Sevilla, Juan Mart?nez Monta??s (Inmaculada, Cristo de la Catedral), su disc?pulo Juan de Mesa (Cristo del Gran Poder) y la figura de Pedro Rol?d?n (Hospital de Caridad, Retablo).

Podemos reconocer una escultura barroca por alguno de estos rasgos: - Movimiento (visible en brazos, piernas y vestidos).

- Realismo (captaci?n de un momento fugaz).

La primera etapa de la pintura barroca en Espa?a es ?tenebrista?, Murillo, Vald?s Leal y hasta Vel?zquez en sus primeros cuadros apuntan hacia este estilo. Ribalta y su disc?pulo Rivera ser?n los grandes maestros de este estilo en Espa?a.

Para reconocer una pintura barroca daremos los rasgos que caracterizan a las pinturas del siglo XVII:

La luz: es la principal caracter?stica. Los contrastes de luz y sombras dan origen al ?tenebrismo?.

La profundidad: los primeros planos del cuadro se suelen hacer m?s grandes as? el fondo se percibe m?s lejano. Tambi?n los fondos se iluminan m?s y los segundos planos se pueden apreciar mejor. Se crea una perspectiva entre primeros y segundos planos de la obra.

El Color: el dibujo desaparece al aplicar sobre ?l manchas de pintura cuando nos aproxi?mamos al cuadro, al alejarnos distinguimos las formas.

El movimiento en las figuras es una caracter?stica pict?rica del Barroco. La importancia que se da al ?movimiento,, durante el Barroco viene dada por la an?cdota que origin? el arquitecto y escultor italiano Bernini para realizar un retrato escult?rico al rey Luis XIV. Le dijo que en vez de posar r?gidamente sentado posara con naturalidad (o sea en movimiento) porque s?lo as? le podr?a captar con su verdadera personalidad.

T?CNICAS ART?STICAS: ESCULTURA Y PINTURA

Creemos interesante expresar unas, aunque breves, nociones sobre la t?cnica utilizada en escultura y pintura.

En escultura, aunque son muchos los materiales utilizados, como ya hemos apuntado, el m?s frecuente es la madera.

El uso de este material tuvo gran difusi?n en la antig?edad, abandon?ndose m?s tarde, para volver a adquirir importancia a partir del s. XII. Las m?s utilizadas son las de dureza media, como el nogal o cipr?s, la encina, el tilo y el peral; tambi?n otras ??dulces??, es decir, tiernas y ligeras.

El objeto a esculpir se obtiene perfectamente de un solo bloque, aunque la necesidad de dar a las figuras m?s movimiento hace que se construyan de varias piezas separadas, trabajadas una a una. Los defectos que pueda tener la madera, explican el uso del policromado.

El proceso que se sigue en su elaboraci?n es el siguiente: una vez acabada la talla, se recu?bre con una capa de yeso, o bien se ?entela?? antes de recibir el color.

Los colores utilizados son del tipo del temple o incluso el dorado se realiza con los ele?mentos propios de la pintura sobre tabla.

La talla policromada alcanza su m?ximo apogeo y difusi?n en el s. XVII en Espa?a y pa?ses alemanes.

Las t?cnicas utilizadas en el barroco para policromar las esculturas son el estofado y los colo?res planos, siendo esta la m?s caracter?stica.

Es muy necesario subrayar la importancia que tuvieron los ??postizos?? en la escultura barroca. Son elementos de diversos materiales que se aplican a las tallas para darle mayor realismo: dientes de marfil, ojos y l?grimas de cristal, cabellos y pesta?as naturales, telas, puntillas, coronas de espinas...

Relacionada con el empleo de los postizos est? la imagen de vestir, esculturas que tienen tallada s?lo la cabeza y las manos, siendo el resto un armaz?n que se cubre con ropajes de tela. Las t?cnicas utilizadas en la pintura, pueden ser varias: temple, fresco, ?leo, acuarela y guache. La diferencia entre las t?cnicas se suelen determinar preferentemente seg?n el l?quido utilizado para preparar el color.

En la pintura al fresco los colores se disuelven en agua, fij?ndose a la pared gracias a la cal que contiene el enlucido. Los colores utilizados son de origen mineral. Pinceles de cerdas suaves para no raspar el enlucido. El muro puede ser de piedra o ladrillo, no mixto.

El aglutinante en la pintura al temple es la yema o la clara de huevo diluida en el agua. El soporte puede ser: piedra, madera, metal, cart?n, tela, papel, etc.

La t?cnica del ?leo empieza a usarse hacia el s. xiv, siendo bien acogida. El soporte puede ser lienzo o tabla siendo desbancada la tabla en favor del lienzo. Es conveniente montar el lienzo sobre bastidor m?vil. La sustancia colorante la proporcionan los pigmentos y el ?leo. Los aceites son de linaza, nuez y adormidera. Para dar m?s transparencia a los colores son ?tiles los ?leos grasos, los aceites de esencia, llamados disolventes. Una vez terminado el cuadro se le suele dar una capa de barniz protector.

En cuanto a la acuarela y el gouache, al parecer descienden de la t?cnica de la miniatura medieval. Alcanz? gran difusi?n en Inglaterra y Francia desde mediados del s. XVII, gracias al inter?s para la decoraci?n de muebles y las formar parte de la educaci?n de las j?venes burguesas.

Los colores deben ser muy estables a la luz. Es muy importante la elecci?n del soporte y su calidad, siendo las m?s normales: pergaminos, marfil y papel.

Biograf?as del Foro Aben Humeya

Tags: Alonso Cano, andaluz

Publicado por NASOINAN @ 11:51  | Biografias
 | Enviar