Viernes, 07 de diciembre de 2007
Cultura Andalus?
o
?Las tres culturas?


Publicado en GRANADA HOY, el 27 de agosto de 2.006

Por Miguel Hagerty.
Arabista y profesor de la Facultad de Interpretaci?n y Traducci?n de la Universidad de Granada
.


DESDE hace muchos a?os se va difundiendo una idea distorsionada de nuestra Historia; idea que hoy, m?s que nunca, conviene aclarar porque mucho me temo que los 'neocons' de Washington, avivados en lo posible por los intr?pidos chicos islam?fobos de la FAES aznarista, van a armar una gorda en Medio Oriente dentro de poco. Los amigos de alianzas de civilizaciones (una excelente iniciativa donde las haya) y otras variantes que promueve el mutuo entendimiento de culturas suelen citar a la Historia de Al-?ndalus como prototipo ejemplar de la convivencia de "las tres culturas". En las denominaciones empleadas en el pasado para expresar "Al-?ndalus", ya se hac?a patente esta confusi?n de conceptos, o incluso una desorientaci?n malintencionada. De modo que, mientras esperemos la aparici?n de (m?s) titulares deprimentes sobre la situaci?n del mundo, quiero aportar mi granito de arena para que sepamos interpretar los acontecimientos como los aut?nticos herederos de la adaptabilidad emp?tico?cultural que somos.

La Espa?a Musulmana o la Espa?a Ar?bigo-Andaluza son algunos de estos apelativos que, en realidad, no expresan nada que se asemeje a lo que aqu? pas? desde 711 hasta 1609, porque se trata de una aut?ntica cultura y, como tal, invulnerable a simples y grotescas proezas militares. Como fiduciarios de esta cultura, que, como la griega, carec?a de fronteras f?sicas por la riqueza de las ideas que lanzaba generosamente al mundo, debemos estar m?s puestos en los t?rminos empleados para describirla.

Las tres 'culturas' en cuesti?n se citan como la cristiana, la jud?a y la ?rabe. Lo que pasa es que ninguno de estos adjetivos hace referencia a una cultura. Los dos primeros se refieren a religiones y el ?ltimo a una lengua. Es como si alab?ramos las culturas gn?stica, evangelista y pinocha como ejemplo hist?rico de mutuo entendimiento. Aqu?, en el per?odo citado, la cultura dominante fue la andalus?. As? a secas. En este maravilloso y singular mundo colaboraban adeptos de las tres religiones monote?stas ?isl?mica, cristiana y judaica? en una ?nica tarea creativa. Lo que llama la atenci?n hoy es que son precisamente algunos adeptos de estas tres religiones los que parecen decididos a buscarnos la ruina como sea. Pero las apariencias enga?an. El petr?leo, no.

En Al-?ndalus naci?, eso s?, la verdadera convivencia ling??stica, predecesora de lo que hasta hace poco parec?a mod?lico y aplicable en Catalu?a y Galicia, que hoy parecen estar decididos a acabar con la naturalidad con que se desenvolv?a su propio biling?ismo, naturalidad que en Al-?ndalus se viv?a a diario y que constitu?a uno de sus pilares de identidad m?s exportables. He aqu? el secreto: te adaptas o desapareces. Es por eso que no merece la pena seguir insistiendo en simples formas que tienden a dividir, no a unir, como el cristianismo, el juda?smo o la lengua ?rabe. Lo que realmente constituye una fuerza unificadora es el contenido. Como la Cultura Andalus?. Y que me perdonen la pedanter?a de hoy: es que las clases empiezan pronto. ?Ay!.

Tags: Al-Andalus, Cultura andalusí, Andalucía

Publicado por NASOINAN @ 18:51  | Publicado en Prensa
 | Enviar