Martes, 11 de diciembre de 2007
?Los que hacen de la pol?tica una profesi?n exclusiva y excluyente (como una propiedad) hablan de conflictos entre ideas y realidades. La diferencia entre ellos y nosotros es esta: para ellos, las realidades de un pa?s son los ?intereses creados?, para nosotros, los dolores creados por esos intereses?.
Blas Infante
.


El 11 de agosto del aciago a?o de 1.936 fusilaron en el kil?metro 4 de la carretera de Sevilla a Carmona a Blas Infante P?rez, andaluz de pro y uno de los m?ximos forjadores del idearium y de la lucha andalus?. Nombrarlo y recordarlo es deber obligado para todos aquellos andaluces de conciencia que vivimos y luchamos por la dignidad y soberan?a de Andaluc?a.

Desde los poderes, pol?tico y culturales, actuales se intenta tergiversar, aveces de forma intencionada, el pensamiento infantiano. Han convertido su obra en una especie de ?caj?n de sastre?, al que muchas personas, instituciones y organizaciones acuden para justificar pretendidos ?andalucismos?. Es cierto que urge una ordenaci?n de su obra, una relaci?n detallada y cronol?gica de su trayectoria ideol?gica, siempre desde la perspectiva objetiva. Blas Infante fundamentaba la identidad nacional de Andaluc?a en aquella formaci?n social aut?ctona que fue Al-Andalus. Para Blas Infante, Andaluc?a es una nacionalidad porque una com?n necesidad invita a todos sus hijos a luchar juntos por su redenci?n. Los es tambi?n porque la naturaleza y la historia hicieron de ella una distinci?n en el territorio Ib?rico. Lo es tambi?n porque, lo mismo en Espa?a como en el resto del extranjero, se nos se?ala como un territorio y un pueblo diferente.

Muestra de la milenaria pervivencia del Pueblo Andaluz y de su lucha nacional por la soberan?a y la conquista del Poder Andaluz son el intento de sublevaci?n del Duque de Medina Sidonia y de Tair al-Horr (el Halc?n) en 1.640. La sublevaci?n del Pend?n Verde en Sevilla en el a?o 1.622. Los monfies, los bandoleros, la Mano Negra, los movimientos jornaleros, la Junta Soberana de Andujar en 1.835, P?rez de Alamo, Ferm?n Salvochea, la Constituci?n de Antequera, los levantamientos cantonales, el Manifiesto Andalucista de 1.919 y tantas otras, hasta culminar en el propio Blas Infante y en el incipiente movimiento nacionalista actual.

La labor de Blas Infante fue tit?nica. Tuvo que realizar, pr?cticamente s?lo, lo que en otros pa?ses, un conjunto de personas con conciencia nacional dejaron en herencia a las generaciones venideras. Trabaj? sobre ling??stica, m?sica, historia, econom?a, sociolog?a, etc. Era ingente la tarea que se propuso y no se lo permitieron, como nunca lo han permitido en este largo, casi interminable, par?ntesis desde 1.492.
El llamaba a esta etapa robada de nuestra historia ?era flamenca? de (felah-mengu: campesino expulsado de su tierra).

Se puede matar a un hombre, pero jam?s se podr? matar una idea. El mismo Blas Infante, recogiendo un texto aljamiado, lo hab?a dicho, ?a m? s?lo me esta ordenado producir la voz?, y la voz -su obra-, no es un simple instrumento de partidos o tan siquiera lo puede ser de un Gobierno. Es mucho m?s; una ?tica de convivencia y una esperanza de justicia para el Pueblo Andaluz. El mejor monumento a su memoria es la continuaci?n de su obra a favor de la soberan?a nacional y el Estado Libre de Andaluc?a.

La autonom?a andaluza debe responder a las necesidades actuales del Pueblo Andaluz en el orden pol?tico, cultural, social y en el econ?mico. Para los partidos centralistas, la autonom?a andaluza es, en el mejor de los casos, una mera descentralizaci?n administrativa y plataforma, en sus luchas partidistas, por conseguir el Gobierno de Madrid. Para los andaluces de conciencia, la actual autonom?a debe ser reflejo de nuestra identidad nacional, sobre todo, se debe configurar como herramienta v?lida capaz de hacer frente a nuestros principales problemas; subdesarrollo, paro y fundamentalmente, dependencia pol?tica y econ?mica.

En una declaraciones que hizo al diario ?El Sol?, en el a?o 1.932, Blas Infante dice:
?Nosotros aspir?bamos, aspiramos y seguiremos aspirando a la elaboraci?n de un estado Libre en Andaluc?a... No tenemos por ahora otro nombre que los de Rep?blica Andaluza o Estado Libre, para llegar a expresar aquella ?Andaluc?a Soberana? que dice el art?culo primero de la Constituci?n elaborada para Andaluc?a por la Asamblea de Antequera hace medio siglo?.

Sus ?ltimas palabras antes de morir fueron:
VIVA ANDALUC?A LIBRE.

Andaluc?a, agosto de 2.003
Antonio L. Calder?n
Coordinador Nacional de LIBERACION ANDALUZA

Tags: Blas Infante, Morisco, Andalucía, Al-Andalus

Publicado por NASOINAN @ 12:23  | Blas Infante
 | Enviar