Lunes, 31 de diciembre de 2007
?Romnance echo por Juan Alonso Aragon?s a la religi?n y Spa?a?

Normalmente, la tensi?n intelectual contra los moriscos encontrar? su expresi?n a trav?s de una literatura agresiva y de cruzada, en general de tipo panfletario, caracteriz?ndose por una ausencia total de consideraci?n hacia el adversario. De esta manera, tras dominar y asimilar a la mayor parte de la poblaci?n andaluza -mud?jares y moriscos-, resta una minor?a importante de los ?ltimos que manifiestan su hostilidad a la conquista espa?ola y a la violenta, forzada cristianizaci?n. Son ellos los protagonistas de nuestro recuerdo y homenaje.

Hasta el momento de la expulsi?n de la minor?a morisca rupturista, los andalus?es mantuvieron vivas la mayor parte de sus costumbres musulmanas, con m?s o menos celo se continuar? en secreto practicando el Islam, se mantendr? la esperanza de Liberaci?n contra la dominaci?n colonial espa?ola y su ideolog?a de cristiandad. El caso del Romance firmado por el morisco Juan Alonso Aragon?s hecho a la religi?n y Espa?a (Estado espa?ol) es muy interesante porque nos muestra estos dos aspectos unidos
.



Cuerbo maldito espa?ol,
pest?fero can zerbero,
(perro de tres cabezas)
quest?s con tus tres cabezas
(Se refiere al dogma de la Trinidad)
en la puerta del ynfierno,

Lebrel lanudo y lardes
(perro lanudo y lerdo)
yd?latra en todo estremo,
ynterna y externamente,
con atos y pensamientos.
(con actos y pensamientos.)

Ynternamente pens?is
que el Criador de los zielos
en tres dioses personales
ques ydolatrar ynterno.
Figur?ys al padre anziano
y ques cano en el sujeto
cabellos y barbas blancas
como los cansados biejos.

Quien tal pinta, tal lo piensa
que la pintura es modelo
de lo quel coraz?n siente
en sus yntimso secretos.

?O pensamientos rebe(l)des
que ymagin?ys pasatiempos
ni dais por el Se?or
ques un error manifiesto!

Al segundo personal
lo figur?is ni?o tierno,
y que fe uyendo a Ejito
de Erodes, aquel perberso.
?En qu? entendimiento cabe
confersar (sic) que fue uyendo
y dezir ques Dios aquel
que tubo de un ombre miedo?.

Por dezisiete lugares
de bues?o mesmo ebanjelio
probartemos claramente
siendo nezesario azerlo,

Quel mismo Cristo ense??
ser profeta y mensajero,
los papas lo yzieron Dios
como antecristos perfetos.
Y los apostoles sacros
les comutaron el credo
quen su premitiba Yglesia
confesaron y sig(u)ieron.

Este fue el papa Silbestre
con sus obispos trezientos
en la gran Costantinopla
en el conzilio nizeno.
(Concilio de Nizea)

Y quando orden? el bautismo
que oy seg(u)?s, fue P?o primero,
mand? que en nombre de tres
se yziese aquel menisterio.

Conpuso el papa Damasco
el gloria patri, diziendo
que a tres se tiene de dar
el gloria eterna y profeo.

A1 fin a los papas seg(u)?s,
no al verdadero maestro,
que lo contrario ense??
por todos sus documentos.

Leed los pontificales
donde ber?is claro aquesto
del papa Damasco y Platina,
de Anastasio y de Palmerio.

En figura de paloma
pint?is otro Dios terzero,
que en Tabor fue patente
y que en el Jord?n lo bieron,

Lo qual es berdad, mas fue
Gabriel, de Dios mesajero,
que a los profetas pasados
rebelaba los secretos.

Mirad de aquel buen Daniel
el cap?t(ul)o nobeno,
allar?is que en esa forma
Dios lo enbiaba a sus sierbos.

San Lucas en su segundo
dize que era ?ngel del zielo
el que dezendi? y guiaba
a su caudillo y maestro.

Y lo mismo manifiesta
san Marcos en su Ebanjelio,
quel ?ngel fue el que le izo
ayunar en el disierto.

Seg?n lo qual, ?ngel fue
que como paloma bieron,
y como ajusto profeta
le rebela misterios.

San Juan que vio esta paloma
y tambi?n a su maestro,
que no a bisto nayde a Dios
nos dize por su primero.

Pues si sintiera ser Dios
la paloma y su maestro,
no pudiera dezir tal,
que fuera error manifiesto.

Al fin, dos criaturas,
profeta y ?ngel perfetos,
ador?is e igual grado, y
dej?is al ques sin ygual y eterno,

y ques perfeta deydad,
un yndibido, un sujeto,
uno en persona y esenzia,
y ?ste es el Dios berdadero.

Dez?s m?s que los profetas
bajaron a los ynfiemos
y no pudieron salir
asta ser por Cristo absueltos.

Dezid, falsos, malditos,
?qu? delito cometieron
estos santos escojidos
que tal castigo tubieron.

Dec?s que por el pecado
de nuestros padres primeros
la penitenzia del qual
oy d?a padezemos.

Leed en el J?nesis
el cap?tulo primero,
donde ber?is el pecado
la penitenzia y el zento.

Y all? ber?is claramente
qu?n remoto est? y ajeno
de aquesta buestra ynbinzi?n
y fabuloso enbeleco.

De buestra misa dez?s
ques holocausto perfeto,
y podremos bien dezir
los papas que la yzieron.

Es al fin conpusizi?n
que co(n)sta de m?s enredos
que las biejas esclabinas
de miserables romeros.

?O ley llena de mentiras!
?Jente de berdad desiertos,
que laberinto de Creta
no tubo tantos enredos,

Establecida por onbres,
diziendo el mismo maestro
que el que la ley de onbre sig(u)iere,
ser?n en bano sus echos!.

En el cap?tulo quinze
del sagrado san Mateo
y en el s?timo de Lucas
est? lo mismo diziendo.

No quiero cansarme m?s
por ser el papel no bueno,
falto de zenzia y raz?n
y de flojos fundamentos.

Otros de mi Patria amada
e sabido respondieron
ans? pro lengua latina
como por romanze y berso.

No pudistes responder
a las quistiones que yzieron
y quer?ys conmigo agora
tanbi?n probar los azeros.

Tags: Al-Andalus, Andalucía, Historia, moriscos, Granada, conquista, caida

Publicado por NASOINAN @ 9:48  | Aben Humeya y Moriscos
 | Enviar