Martes, 03 de junio de 2008


“El premio que más me estimularía: el poder vivir en andaluz, percibir en andaluz, ser en andaluz o escribir en Andaluz”.
Blas Infante

 

Según el Diccionario de la Lengua Española, "democracia" es una doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno. Suponemos que la democracia en Andalucía es la participación de los andaluces en la gestión de los asuntos que nos afectan, y sobre todo y principalmente en la elección de las personas que nos van a representar en los órganos de Gobierno.

 Pero esto, no es del todo exacto, por lo menos en Andalucía. Existe una nueva modalidad de democracia que hemos denominado “democracia a la andaluza", para definir una democracia en la que los autóctonos de la Nación poco tenemos que decidir, ya que desde Madrid, los partidos que sostienen el actual régimen monárquico deciden qué políticos profesionales nos vienen a representar, sin importar su lugar de nacimiento ni de procedencia. Los andaluces solo tenemos que votar las listas que unos señores ajenos a los intereses de Andalucía han confeccionado en Madrid, en las que priman los intereses de partido sobre los intereses de los andaluces.

Dice un refrán popular que "el ojo del amo engorda al caballo". Si este refrán lo aplicamos a los representantes políticos de los andaluces, comprobaremos que el amo está tuerto o bizco, ya que de los políticos que nos representan, una gran cantidad de ellos no son andaluces, por lo que poco les preocuparán las cuestiones que sí nos preocupan y ocupan a los andaluces, aunque a decir verdad, los nacidos en Andalucía, representan más a sus partidos que a sus ciudadanos, a la vista de la poca -casi nula- actividad parlamentaria que desarrollaron en la anterior legislatura en el Parlamento del Estado.

De los 61 diputados que le corresponden a Andalucía en el Parlamento de Madrid, 15 no son andaluces:
Almería: Rafael Antonio Hernando Fraile  (PP)  Guadalajara,
Cádiz: Salvador de la Encina Ortega (PSOE) Ceuta. José Ignacio Landaluce Calleja (PP) Logroño, Teófila Martínez Saiz (PP) Cantabria, Alfredo Pérez Rubalcaba (PSOE)  Cantabria y Aurelio Sánchez Ramos (PP) Alcazaquivir – Marruecos,
Córdoba: Mª Angelina Costa Palacios  (PSOE) Madrid, Fernando López-Amor García (PP) Salamanca y Miguel Angel Moratinos Cuyaubé (PSOE)  Madrid,
Huelva: Mª Rosario Fátima Aburto Baselga  (PSOE)  Madrid y Jaime Javier Barrero López (PSOE) Avila,
Jaén: Eugenio Nasarre Goicoechea (PP)  Madrid.
Málaga: Begoña Chacón Gutiérrez (PP) Madrid y Juan Manuel Moreno Bonilla (PP) Barcelona y
Sevilla: Soledad Becerril Bustamante (PP)  Madrid
.
Representan un 24,60%, cifra que resulta escandalosa si la comparamos con el 8,70% de parlamentarios por Cataluña no nacidos en su circunscripción y el 4,35% en lo referente a parlamentarios no vascos representando a Euskadi.

En el Parlamento de Andalucía, la cifra de 'no andaluces', 13:
 Almería: Presidenta del Parlamento de Andalucía, Fuensanta Coves Botella, Elche-Alicante (PSOE),
Cádiz: Ignacio García Rodríguez, (IUCA), Logroño, 
Córdoba:  Consejero de Economía y Hacienda, José Antonio  Griñán Martínez, Madrid (PSOE), Mª Isabel Ambrosio Palos,
(PSOE) Madrid y María Jesús Botella Serrano, (PP)  Madrid,
Granada: Carolina González Vigo, (PP) Barcelona y Pedro Vaquero Del Pozo, (IUCA) Valladolid,
Jaén: Consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías Arévalo, (PSOE) Madrid,
Málaga: Consejero de Turismo, Comercio y Deporte, Luciano Alonso Alonso, Cáceres, (PSOE), María Luisa Bustinduy Barrero, Melilla, (PSOE),  Paulino Plata Cánovas, Melilla, (PSOE) y Ana María Rico Terrón, Madrid, (PP) y
Sevilla: Presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves González, Manuel María (PSOE) Ceuta
).

En el caso del Parlamento andaluz, esta cifra del 11,92% cobra más relevancia por el poder que tienen los políticos destinados por el PSOE a Andalucía.

 A saber:

- Manuel Chaves: Presidente de la Junta de Andalucía, nacido en Ceuta

- Fuensanta Coves Botella, Elche-Alicante, Presidenta del Parlamento de Andalucía

- Gaspar Zarrias, madrileño como los anteriores, Vicepresidente primero y Consejero de la Presidencia. Ejerce toda la coordinación política del gobierno.

- José Antonio Griñan, madrileño, Vicepresidente segundo del Gobierno andaluz y Consejero de Economía y Hacienda, hombre fuerte del ejecutivo andaluz.

Los máximos representantes institucionales que representan a Andalucía y los dos Consejeros con más peso y responsabilidades del gobierno andaluz están en manos de personas 'no andaluzas', llegadas a Andalucía como destino político para defender los intereses de quién los ha colocado en estos puestos, es decir, el PSOE y su visión centralista del Estado español.

El PSOE y el gobierno de España no se pueden permitir una Andalucía fuerte que defienda sus derechos históricos y sociales.

Las hemerotecas de estos últimos 30 años nos dicen la preferencia muy especial que ha tenido el PSOE en seleccionar a ciudadanos nacidos en Melilla, Ceuta y Marruecos para que nos representen a los andaluces. Todos son descendientes de familias franquistas y de militares africanistas. Seguro que esa ascendencia le garantiza más su españolismo arcaico. La procedencia de los Presidentes de la Junta es aún mayor:
- Plácido Fernández Viagas, nacido en Tánger.
- Rafael Escuredo Rodríguez, natural de Estepa. Fue un icono en sus primeros años. Llegó a conectar con las reivindicaciones andaluzas. Su partido se cuidó de hacerle dimitir, eso sí, dándole un empujón hacia Madrid y durante años tener uno de los despachos mejor relacionados con el Poder socialista.
- José María Rodríguez de la Borbolla Camoyán, nacido en Sevilla. Siempre hizo ostentación de su procedencia cántabra a la vez que demostró su desprecio a a la Historia de Andalucía. En las hemerotecas encontramos sus comentarios ante los 500 años de la conquista y masacre de la ciudad de Málaga.
- Manuel Chaves González, nacido en Ceuta y políticamente madrileño, enviado a Andalucía por Felipe González, a pesar de la oposición del mismo Chaves, después de ostentar el Ministerio de Trabajo en el Gobierno de España.

Una Andalucía fuerte y gobernada por andaluces y para andaluces cambiaría el mapa político español e incluso el modelo de Estado, por lo que ni PSOE ni PP van a permitir un gobierno "ANDALUZ". Mientras tanto, seguiremos con nuestra "Democracia a la Andaluza".

Andalucía, 2 de junio de 2008

Al-Mansur Castillo Morón
Secretario de FORO ABEN HUMEYA

Fuentes:
Parlamento de Andalucía

http://www.parlamentodeandalucia.es/webdinamica/portal-web-parlamento/composicionyfuncionamiento/diputadosysenadores.do

Cogreso de los Diputados de Madrid
http://www.congreso.es/portal/page/portal/Congreso/Congreso/Diputados/
DipCircuns/ComAutAnd

 


Tags: Andalucía, Historia, Parlamento, Andaluz, elecciones, andalucismo, soberanismo

Publicado por NASOINAN @ 12:09  | Foro Aben Humeya
 | Enviar