Mi?rcoles, 13 de agosto de 2008

Causa sonrojo todo lo que está pasando con la figura de Blas Infante.

Indigna ver el uso y abuso que algunos hacen de él desde el más profundo desconocimiento de quién fue, qué hizo, qué dijo y qué pensaba. Lo cierto, está negro sobre blanco, es que las instituciones y el pueblo andaluz reconocen en él al Padre de la Patria Andaluza, pero el presidente del Gobierno, el socialista Manuel Chaves, rechaza acudir a un homenaje del Parlamento, y junto con él se ausenta más de la mitad de su equipo.

 

¿Imaginan a José Montilla actuando así en Cataluña?.

A los socialistas les asusta el mensaje alentador que Infante transmite a los andaluces cuando se acercan a sus textos, por eso no está en las escuelas. Animar a una Andalucía liberada del caciquismo es un objetivo peligroso para quienes llevan tres décadas aferrados al poder.

 

Curiosamente es el Partido Popular quien ahora se afana en darse un barniz andalucista, y defienden la integridad del notario malagueño convertido al Islam. Quizá no han leído que definía a Isabel de Castilla como la “empeñajoyas”, o que afirmaba que “España es el amo que Europa le puso a Andalucía”, o que llegó a pedir abiertamente la independencia frente a un Estado “que no nos quiere”, o mil cosas que más que chocan frontalmente con el ideario del PP.

 

Si alguien dedicó su vida a entender la complejidad de Andalucía es Blas Infante, y con él tenemos una deuda impagable todos los andaluces, desde Murcia hasta el Algarve, desde Gibraltar, hasta Despeñaperros, tal como se define el espacio geográfico que el rey Abu Abdalah (Boabdil) controlaría si rendía Granada a los reyes de Castilla... que por supuesto lo engañaron, como ahora hacen con nosotros manteniendo la infamia. Hoy, 72 años después de su fusilamiento, el mensaje de Blas Infante debería llenarnos de esperanza... lean sus obras. No sé arrepentirán.

 

Rafael M. Martos

Director de Diario de Almería

(Artículo publicado el día 13 de agosto de 2.008 en DIARIO DE ALMERIA,  página 15)


Tags: Blas Infante, Andalucia, Al-Andalus, Historia, soberania, independencia, musulmán

Publicado por NASOINAN @ 12:00  | Blas Infante
 | Enviar