Mi?rcoles, 30 de diciembre de 2009

Queridos Reyes Magos Boabdil, Aben Humeya y Aben Aboo:



Como he sido un niño bueno, porque en ningún momento me he sentido español ni católico, deseo que me hagáis los siguientes regalos, con la salvedad de que si no me los hicierais yo mismo he de luchar por conseguirlos hasta mi último aliento o la Hora de la Justicia:

Anhelaría vivir en un Estado que no se vendiese a intereses extranjeros, atropellando toda justicia o constitución, cual es el caso del Estado español, cómplice de genocidios contra el Pueblo Andaluz y la Humanidad; foco infeccioso de traiciones vergonzantes, poniéndose de popa frente un Estado extranjero (el Vaticano regalito de Mussolini) regido por un dictador absoluto que ha amparado a pederastas subordinados a él, con su vergüenza tirada por los suelos.

Me gustaría no seguir sufriendo una sociedad carcelaria, con cerca ya de cien mil presos en las mazmorras, como si los problemas de delincuencia fuesen en el Estado represor español los de Brasil o México, pagando de nuestros impuestos todas esas "universidades del delito" y amparando la corrupción de gran número de los que debieran combatirla.

Me encantaría que no me considerasen sujeto pasivo de la propaganda-basura mediática de la agencia "F" (de falange"); que ese banco, el BBVA, no continúe en sus periódicos locales ensalzando el nacionalismo español más cateto y retrógrado; que no me estén machacando con su repugnante televisión excitándome a la violencia, al consumo de estupideces innecesarias y que solo saquen personajes andaluces haciendo de prostitutas, chorizos o criadas; que los debates se convirtiesen en los propios de una sociedad plural y no amañados para impartir consignas de "periodistas triperos”.

Quisiera también vivir como un ciudadano realmente europeo en una democracia verdeadera, participativa y no "representativo-mediática", donde la Libertad de Conciencia y Expresión no se transforme en mera palabrería barata virtual, e implique organizarse activamente en comités para restaurarla; donde la representatividad electoral para conseguir parlamentarios no se cocine "a la carta" según las autonomías, estafándonos de paso con un "sistema bipartidista" de facto, conculcando el espíritu y la letra de su propia "constitución" de mamarrachos fraga-carrillistas; donde el ciudadano "rey de Franco" o el ciudadano "cardenal u obispo" de un estado extranjero, no sean impunes ante la Justicia. Al igual que sucede en Alemania si alguien publicita el segregacionismo o la xenofobia, cuando un prelado de la catadura de Rouco Valera se presenta de abanderado de la "unidad biológica de Europa" (¿¡sic!?), lo que en su día pretendiera Hitler, debe ser penado ante la ley por presunta "apología del racismo" sin dilaciones, si tal cosa fuese aquí delito en vez de chiste.

Me ilusionaría ver a mi Pueblo próspero y famoso como antaño, llevando sus productos manufacturados por todo el orbe en redes comerciales extensísimas, tejidos sin par, orfebrería, bellas artesanías, ebanistería, geniales culturas, excedentes agrícolas e industriales mil. Os ruego que acabe ya este empobrecimiento al que de modo sistemático nos somete el colono españolista (o ciertos mamporreros suyos en Catalunya y Euskal Herria, sin olvidar a "estómagos agradecidos" descendientes de andaluces), obligándonos a emigrar, forzándonos a venderles sus productos a granel para que nos los devuelvan con sus marcas o se forren vendiéndolos como suyos, defraudando al consumidor y sin que se escuche rechistar a los politicastros "andaluces" del pesebre.

Aspiro de sus Mágicas Realezas poder tener un simple hogar decente y formar a unos hijos, que no se deban por la fuerza asimilar al nacional-catolicismo rojo o pardo imperante, mujeres que no estén condicionadas por imbéciles ideas de "pecado" o "culpa" a la hora de vivir la sexualidad, con unos descendientes de mi sangre a los que no haya adoctrinado su pútrida televisión comecocos y la inmoralidad criminal de hacer pagar a todos los contribuyentes la infame "ética" de la secta opusinovaticano-españolista. Una pareja honesta que no haga del divorcio o de la alienación parental un negocio vengativo por sus desengaños amorosos, mientras la jalean defensoras de la "igualdad", al tiempo que las casitas de las "feministas concienciadas" se las dejan listas sus chachas caribeñas. Por no hablar de los "conventos de clausura" donde torturan a las mujeres, encerrándolas de por vida y sometiéndolas a "penitencias" infames. Seguro, queridos Reyes, que entre las más de ciento cincuenta nacionalidades y más de cincuenta religiones censadas en el socio-geriátrico españolero centralista, tiene que haber una mujer libre que no desee parecerse a una hipócrita españolista, aclarada rubia de pega comulgando con ruedas de molino, como hacen ciertas monicacas sudamericanas o del magreb.

Suplico de las Sabias Disposiciones de los Reyes Andaluces una educación desde la infancia que fomente la convivencia multirracial, multilingüística y multicultural, sin favoritismos discriminatorios pagados de la Hacienda pública a "docentes" papistas o nacionalistas españoles, a pobrecitos parlanchines mendrugos de las aulas, lacayos de la miserable arbitrariedad adocenadora reinante; donde toda la Historia del Pueblo Andaluz se explique sin hacerla pasar por el aro de las patrañas de Madrid y de los pseudo-vicarios de Cristo.

Exijo a Sus Majestades que no se festejen, incluso en Feria como en Málaga o la de "san" Fernando El Bizco en Sevilla, conquistas sangrientas e imposiciones dictatoriales de monarquías extranjeras inquisitoriales, del tipo de la de Almería el 26 de diciembre o en Granada el 2 de enero, humillaciones colectivas a todo el Pueblo Andaluz en su conjunto, por parte de carcamales hipócritas, ruínes aplausos a estafadores que no cumplieron tratados firmados (las Capitulaciones), cómplices de exterminios imperialistas que luego van a misa por la tarde, en la mayoría de los sitios en antiguas mezquitas profanadas, expoliándolas, y donde llegaron incluso a abrasar en algunas de ellas a ancianos, mujeres y niños que allí se refugiaron.

Insto del Gran Poder de Su Nobleza Andalusí, además, para que se impida la discriminación que sufren los deportados musulmanes de los Pueblos peninsulares, con respecto a los judíos. Deben poder retornar, lo mismo que los hebreos sefardíes que sí tienen ese derecho a la nacionalidad (siendo su diáspora genocida cien años anterior): debe serles concedido de inmediato el pleno derecho de ciudadanía a sus descendientes, máxime cuando ahora, en este lustro del oprobio, se cumplen cuatro siglos del éxodo. ¡Cuatrocientos años de rencor cruel del nacional-catolicismo roji-pardo sin ánimo de reparación! Nada hay similar en los anales del odio racista, por un período de tiempo tan extenso, en la Historia del mundo.

Os pediría muchas más cosas en esta epístola; pero temo cargaros con excesivos trabajos y no sé si serán suficientes vuestros pajes, por lo tanto hemos de ser todos los Pueblos y Culturas del Planeta los que luchemos, mediante la autogestión, asambleas ciudadanas y obreros o masas desproletarizadas en combate activo por la Libertad, con el objeto de que además de todo lo anterior, no halla Murallas en el Sahara o en Palestina, para que no prosigan los genocidios por Chechenia, Afganistán, Cachemira...; para que la barbarie depredadora inhumana del salvaje capitalismo, con los colmillos y las garras manchados de sangre, no se enseñoree sobre la Madre Tierra, destruyendo la Naturaleza a su paso; para que espectáculos aberrantes que degradan la condición humana, como el sadismo animal españoleando contra el Noble Toro, símbolo sagrado de la Humanidad, no se permitan ni un minuto más; para que sólo se consientan los pasacalles de la SS (semana santa) en el ámbito privado de las iglesias -como es de justicia y constitución "aconfesionales"-, en sus recintos privados y no haciéndolas tragar al resto de los ciudadanos, etc, etcétera.

En fin, ya que los maravillosos regalos se van haciendo muy numerosos y lo que me espera, por la mezquina y cobarde dictadura españolista solapada que padecemos, será el carbón de la misma pira inquisitorial hispano-papista de siempre, me conformaría con un único regalillo, sólo uno, no es pedir mucho:

¡¡¡ANDALUSIA INDEPENDIENTE Y SOBERANA...!!!

Andalucía 30 de diciembre
AL-HAKAM RODRÍGUEZ
FOROABEN HUMEYA

 


Tags: Al-Andalus, Andalucía, Historia, Cultura, Tradiciones andaluzas, Soberanistas, Independencia

Publicado por NASOINAN @ 19:43  | Foro Aben Humeya
 | Enviar