Lunes, 04 de abril de 2011

Una vez m?s, como ya es costumbre, el mundo "desarrollado" mira impasible una terrible tragedia sucedida frente a sus costas, sin que ello ocupe horas y horas, p?ginas y p?ginas, de noticias, titulares, y dem?s cobertura medi?tica en los medios de comunicaci?n habituales.

Una vez m?s, adem?s, la tragedia se sucede en el tiempo con otra, esta s?, que implica la muerte de una o varias personas pertenecientes, ellos s?, al mundo desarrollado.

?Una vez m?s, en consecuencia, conocemos los nombres y apellidos de los fallecidos en la tragedia de nuestro mundo occidental, su historia de vida, el sentir de sus familias, pero no tenemos la m?s remota idea de qui?nes eran, c?mo se llamaban, qu? historia de vida les acompa?aba, c?mo ha recibido la noticia su familia, si es que la ha recibido, de esos seres humanos que mueren buscando un futuro mejor, lejos de la miseria, el hambre, y la falta de oportunidades al que son relegados por la divisi?n del trabajo internacional, por el sistema capitalista mundial, en sus propios pa?ses. Como si los ?nicos seres humanos que importan al morir en una tragedia fuesen los occidentales, como si aquellos que viven en pa?ses empobrecidos, no fueran si quiera seres humanos.

Dos trabajadores mueren en Jap?n, a consecuencia de la cat?strofe nuclear en Fukushima, y sus nombres recorren ya a estas horas el mundo entero. Han sido identificados como Kazuhiko Kokubo, de 24 a?os de edad, y Yoshiki Terashima, de 21. Setenta personas, trabajadores migrantes, mueren frente a las costas libias-italianas, y a estas horas la noticia no pasa de ser una peque?a rese?a de segunda categor?a en los titulares, las portadas y las emisiones de los principales medios. Por supuesto, enterrados ya, ninguno de ellos ha sido identificado, ninguno tiene nombre, ni nunca lo tendr?.

El objetivo no es otro que reducir a una condici?n inhumana a las v?ctimas de estas tragedias migratorias, obra y gracia del sistema capitalista. Los medios de comunicaci?n en manos de la burgues?a, no pueden permitir que los espectadores, lectores o radioyentes del mundo occidental puedan sentir el menor sentimiento de identificaci?n o compasi?n con esas miles de personas que fallecen cada a?o en el mundo cuando, obligados por la situaci?n en la que se encuentran sus empobrecidos pa?ses, toman la decisi?n de lanzarse por tierra o mar a buscar un futuro mejor en aquello que les han vendido como el para?so occidental, all? donde van a parar los recursos que les son robados sistem?ticamente a sus pueblos por las multinacionales occidentales y los gobiernos t?teres y corruptos que las representan en ellos.

Andaluces de mediados del siglo XX, cargaos de maletas de cart?n hacia otros Pueblos y otras Culturas

?

El ciudadano de los pa?ses occidentales no puede percibir, ni por un instante, que la opulencia en la que vive su sociedad se construye sobre la base de la explotaci?n, el latrocinio y el saqueo a los recursos materiales y humanos de estos pa?ses empobrecidos, y, por ende, sobre la base de la miseria, el hambre, y la muerte que los rodea, tanto para los que deciden quedarse en ellos, como para los que optan por arriesgar sus vidas en un viaje migratorio no pocas veces mortal.

?

Es necesario que nada se hable, que nada se diga, que nada se sepa de la vida, el nombre, la historia de vida o cualquier otro rastro de estas personas que pueda convertirlos, de cara al ciudadano occidental, en, precisamente eso, personas. Es necesario para que nuestras consciencias aburguesadas puedan seguir dumiendo tranquilas cada noche, pensando que el mundo es un lugar justo y bonito donde vivir, porque nuestras casas est?n llenas de comodidades y lujos.

Frente a esto, frente al inmenso poder que tienes los grandes medios de comunicaci?n en manos de la burgues?a, esa burgues?a imperialista y multinacional que es la mayor beneficiaria de todos aquellos recursos que son robados y expoliados a estos pas?ses empobrecidos, la gran vencedora del reparto mundial de la riqueza, la gran privilegiada de la actual divisi?n internacional del trabajo, poco podemos hacer los medios de comunicaci?n alternativos. Por desgracia, nosotros tampoco conocemos los nombres, las historias de vida o los dramas familiares que acompa?an a estas tragedias, ni tenemos recursos para descubirlos por nuestras propias fuentes, tampoco podemos, pues, publicarlos. Todo lo m?s, podemos dar a la noticia en nuestras p?ginas una importancia primordial, destacada, para que, cuando menos, nuestros lectores tengan conocimiento de tan lamentables hechos. Pero nada m?s, de momento.

Por eso se me hace tan necesario que exista una ONG Internacional que se dedique a poner nombres y apellidos, historias de vida, y dem?s demostraciones humanas y humanitarias a estas muertes. Creo que urge que alguien se atreva a crear una ONG Internacional de este tipo que, en colaboraci?n con los medios alternativos, el resto de ONG comprometidas, y aquellos medios de comunicaci?n burgueses con un m?nimo talante humanitario y progresista, sea capaz de hacer ver al adormecido ciudadano occidental que detr?s de esas noticias de cinco segundos en el telediario del medio d?a, o de esa rese?a de tres p?rrafos en las p?ginas de la basura de su diario habitual o escondida en la portada de tu web de noticias de referencia, existe un ser humano que, como tal, tiene una vida, un nombre, una familia y un experiencia que contar, de la cual poder aprender, y sobre la cual poder reflexionar y extraer conclusiones. Para evitar m?s muertes en el futuro.

No s? si lo que estoy pidiendo es un imposible, y desde luego s? que no ser? a partir de esta nota que algo as? pueda crearse, pero s? s? que es algo que se me antoja absolutamente necesario, algo que cualquier persona con un m?nimo de talante humanitario, al que le importen m?s las vidas de las personas que los beneficios de las empresas, deber?a demandar. Por eso os pido, desde aqu?, que mov?is esta petici?n entre vuestros contactos si os es posible, que la hag?is llegar a organizaciones de derechos humanos, a ONGs, a organizaciones pol?ticas, a sindicatos y cuanta persona u colectivo cre?is oportuno, y pens?is que pueda ayudar a que algo se mueva, en un sitio o en otro, en este sentido. De hecho, desde mi ignorancia, no s? si quiera si hay ya quien hace trabajo en en este sentido, si ya existen organizaciones que se dediquen a ello. Si existen, ayuden entonces a difundir sus informaciones. Si no existen, ayuden a que puedan ser creadas. Ese es mi deseo, desde la profunda indignaci?n que siento cada vez que veo como son tratadas las muertes de estas personas por la prensa y los medios de comunicaci?n occidentales.

Hay que poner rostro humano a los trabajadores y trabajadoras de los pa?ses empobrecidos que dejan su vida en el mar, en el desierto o en cualquier otro lugar, hay que pon?rselo, y hay que pon?rselo ya. Hay que informar de cada muerte con detalles, hay que informar, en definitiva, de todo el sufrimiento que estos dram?ticos hecho conllevan, hay que devolverles el car?cter humano que les es arrebatado por los medios de comunicaci?n tradicionales, hasta que se abra una brecha, aunque sea peque?a, en la consciencia del ciudadano occidental con este dram?tico asunto, algo que a d?a de hoy, ni ocurre, ni se espera que ocurra.

Si los pueblos reaccionaron a Vietnam o Irak, tambi?n pueden, alg?n d?a, reaccionar, aunque sea minoritariamente, ante esta tragedia que no cesa y que se cobra miles de vidas cada a?o. Hag?moslo posible. Hag?moslo ya. Una ONG Internacional que ponga nombre y apellido a estas muertes, es urgente, es necesaria.

Pedro Antonio Honrubia Hurtado, m?ster en Estudios Migratorios y Cooperaci?n internacional por la Universidad de Granada. Miembro del Consejo editorial de Kaosenlared.net

?


Publicado por NASOINAN @ 13:38  | Movimientos Sociales
 | Enviar