Jueves, 02 de agosto de 2012

La pasada semana podíamos leer en la prensa la declaración conjunta de la Conferencia Episcopal Tarraconense, que abarca a toda Catalunya. Denuncian claramente un sistema de financiación “que hace muy difícil la reactivación del país, a pesar de los grandes sacrificios que la población está obligada a hacer", y sugieren pedir responsabilidades a los que han cometido "desórdenes financieros y especulación”. Dejan bien claro que Catalunya es su País.

(http://www.tarraconense.cat/index.php?inc=noticieDet&id=1592&total=11&paginaActual=1 )

Los obispos de Catalunya al igual que en Andalucía están organizados en 10 Diócesis, ahí acaban las similitudes, (http://www.tarraconense.cat/index.php?inc=mapa_diocesis)  todos han nacido en el territorio histórico de la cultura catalana a excepción del obispo de Terrassa pero ya se cuidan bien de informar de su formación catalana: “Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968” ( http://www.bisbatdeterrassa.org/castellano/obispo/biografia.asp ).

Vamos, lo mismo que los que padecemos nosotros que no sólo desconocen lo nuestro, sino que pretenden cambiarnos costumbres e incluso nuestra Historia.

En Andalucía  se denomina ese colectivo Obispos del Sur de España que a su vez esta subdividida en:

1.-Provincia Eclesiástica de Sevilla (diócesis de Cádiz-Ceuta, Las Palmas, Córdoba, Huelva, Jerez, Sevilla  y Tenerife).

2.-Provincia Eclesiástica de Granada ( Almería, Cartagena, Granada, Guadix, Jaén y Málaga).

En primer lugar extraña y preocupa que las diócesis canarias tan alejadas de Andalucía se integren en el mismo Organismo.

En la actual Comunidad Autónoma de Andalucía son diez las diócesis existentes:

Almería: Monseñor Adolfo González Montes. Salamanca, 13 de noviembre de 1946.

Asidonia-Jerez: José Mazuelos Pérez. Osuna,  9 de octubre de 1960

Cádiz y Ceuta: Rafael Zornoza Boy,  Madrid el 31 de julio de 1949

Córdoba: Demetrio Fernández González. 15 de febrero de 1950 en Puente del Arzobispo (Toledo)

Granada: Fco. Javier Martínez Fernández, Madrid el 20 de diciembre de 1947

Guadix: Ginés García Beltrán, 3 de octubre de 1961 en Lorca (Murcia).

Huelva: José Vilaplana Blasco, Benimarfull, provincia de Alicante, 5 de diciembre de 1944.

Jaén: Ramón del Hoyo López. Arlanzón (Burgos) el 14 de Septiembre de 1.940

Málaga: Jesús Catalá Ibáñez. Villamarchante, (Valencia), el 22 de diciembre de 1949.

Sevilla: Juan José Asenjo Pelegrina, Sigüenza (Guadalajara) el 15 de octubre de 1945.

Ocho obispos nacidos fuera de los límites históricos de Andalucía, entre esos los de las cuatro diócesis más importantes, Sevilla, Granada, Córdoba y Málaga.

Dos obispos de diócesis menores han nacido en nuestro espacio geográfico, el de Jerez en Osuna (Sevilla) y el de Guadix en Lorca (Murcia).

Fuente: http://www.odisur.es/

La cara opuesta a  la situación de Catalunya.  Allí obispos  catalanes, comprometidos con los suyos en lo social, territorial, cultural, la abadía de Montserrat ha sido y es faro de la cultura y la catalanidad. En Andalucía, obispos extranjeros, sin conocimiento de nuestra Identidad, sin compromiso en lo social, cultural e Historia.

En Andalucía nos pueden ofender lo que quieran,  ningún católico se va a molestar, ni los millares de andalucistas que se reclaman católicos que participan en hermandades, cofradías, los cuestionan y mucho menos los que ni se plantean si son andaluces o no. Evidentemente toda regla tiene su excepción y en nuestra Nación nos encontramos con católicos de base, que durante años han estado codo con codo con las organizaciones obreras y políticas,  y por su puesto, sin olvidarnos (sería imperdonable) de nuestros hermanos, compañeros y amigos   Enrique Iniesta, y Diamantino García, dos luchadores incasables por la dignidad y soberanía de Andalucía.

Recuerdo mis primeras preocupaciones políticas. Corría el año 1.966 y residía en Barcelona. Despertaba a la política y  me impactó la campaña “Volem bisbes catalans”. El  franquismo movió hilos y nombraron arzobispo de Barcelona a un castellano llamado Marcelo González. Las calles se llenaron de pintadas rechazándolo, jamás fue aceptado por la mayoría de católicos. Algo parecido sucedió en los años noventa en Bilbao con el castellano Ricardo Blázquez. El rechazo fue total, pero éste con inteligencia se acercó  al nacionalismo y finalmente pudo moverse con normalidad. Qué diferencia con la pasividad de los católicos andaluces.

Los obispos que “nos imponen” desconocen nuestra Historia, nuestra Cultura, nuestra forma de entender la vida. Desconocen nuestro folklore y se escandalizan ante los piropos o “vivas” que nuestro Pueblo puede dar a sus imágenes, preferentemente a las de Vírgenes.

Los “obispos del Sur” se posicionan con lo más retrógrado, lo más conservador y por su puesto contrarios a un simple Estatuto de  Autonomía.  No tienen la valentía de denunciar a los causantes de la crisis como sus homólogos de Catalunya. La diferencia es clara,  los “del Sur” son españoles enviados desde hace 500 años hasta el día de hoy “a seguir evangelizándonos”. Los de Catalunya son ciudadanos comprometidos con la identidad de su Pueblo.

En contadas ocasiones se han expresado en cuestiones de  nuestra Identidad y la última que recuerdo fue en febrero de 2.007 pidiendo el NO al Referéndum sobre la Reforma del Estatuto.  ( Leer A los obispos, les molesta que Andalucía es una Nación  )

Se lucieron y se lucen.

 Si indagamos sobre los obispos designados  desde el año 1.950 hasta agosto de 2.012 en las diócesis de Granada (6), Córdoba (7), Málaga (6) y Sevilla (4), sólo el que fuera obispo de Granada, José Méndez Asensio,  desde 1.978 hasta 1.997, nació en nuestra Nación, en Vélez Blanco. Coincidencia o no en estas mismas diócesis cada 2 de enero, 29 de junio, 19 de agosto, 23 de noviembre y 9 de octubre en Jerez, 26 de diciembre en Almería, esos obispos abren las puertas de las catedrales para recordarnos que esas ciudades fueron conquistadas con fuego y sangre. Les acompañan militares uniformados, sus respectivos alcaldes y concejales, salvo las dignísimas ausencias de los concejales de IUCA. Los concejales andalucistas que deberían ser los primeros en denunciar estos actos, han sido en algunos casos como Sevilla o Jerez, los impulsores de los mismos, para verguenza de cualquier andaluz digno de tal nombre. Una vez más el “altar y  trono”, se unen para recordarnos que somos un Pueblo colonizado.

Andalucía, 1 de agosto de 2012

Al-Mansur Castillo Morón

Secretario de FORO ABEN HUMEYA

 


Publicado por NASOINAN @ 13:15  | Foro Aben Humeya
 | Enviar